Según Roberto Carreras, especialista en marketing conversacional, la inteligencia artificial no nos desplazará laboralmente; en cambio, será aquel que sepa aprovecharla quien domine el mercado.

Según Roberto Carreras, especialista en marketing conversacional, la inteligencia artificial no nos desplazará laboralmente; en cambio, será aquel que sepa aprovecharla quien domine el mercado.

El director senior de Marketing Voice en Llorente y Cuenca, Roberto Carreras, ha concedido una entrevista a Europa Press antes de dictar una ponencia sobre marketing conversacional en el congreso de la Asociación de Profesionales de Gabinetes de Comunicación de las Universidades Españolas. Este evento se llevará a cabo en la Fundación Antonio Pérez, ubicada en su ciudad natal de Cuenca. Carreras nos explica que, en la actualidad, las marcas están construyendo su identidad a través de la conversación con sus clientes, lo cual rompe con las estrategias tradicionales.

El experto señala que cada vez hay más interacción entre las marcas y las personas en entornos auditivos, como los podcasts y los chat bots conversacionales impulsados por las compañías. Estos nuevos espacios generan contenido y experiencias conversacionales, así como relaciones más directas entre la marca y los usuarios, lo que puede requerir cambios en las estrategias de comunicación.

En este tipo de comunicación basada en el audio, el receptor del mensaje tiene más tiempo y presta más atención a lo que escucha en comparación con otros entornos. Carreras comenta que cuando se está viendo la televisión, es posible distraerse con el teléfono móvil, pero cuando se escucha un podcast en el coche, en el gimnasio o en otra situación similar, se presta mucha atención a la conversación.

El consultor destaca que la comunicación a través de los chat bots ha mejorado considerablemente en los últimos tiempos. Marcas como Renfe o Ikea han apostado por esta tecnología, aunque inicialmente encontraron dificultades al utilizar árboles de decisión prediseñados que generaban frustración en los usuarios. Sin embargo, gracias a la Inteligencia Artificial, ahora es posible avanzar más rápidamente en este campo.

Con el uso de la Inteligencia Artificial, las marcas pueden aprender cómo se comportan distintos tipos de usuarios y personalizar sus comunicaciones en función de las necesidades de cada cliente. Carreras destaca que en Europa existen regulaciones normativas en relación con el desarrollo de la Inteligencia Artificial, a diferencia de Estados Unidos donde la legislación es más permisiva en beneficio de las empresas.

El experto señala que la comunicación basada en la Inteligencia Artificial también podría aplicarse en el ámbito de la comunicación política. Considera que esta tecnología tiene un gran potencial y podría ser utilizada de manera eficiente por los políticos, que generan constantemente datos. Sin embargo, Carreras destaca que la generación de contenidos mediante la Inteligencia Artificial nunca podrá reemplazar por completo a los profesionales en un campo específico.

A pesar de la aparición de estas herramientas, el periodismo y otras profesiones no están en peligro. La Inteligencia Artificial puede acelerar ciertos procesos que antes requerían mucho tiempo, pero será la habilidad de las personas para utilizar esta tecnología de manera eficiente la que marcará la diferencia en el trabajo.

En el ámbito académico, Carreras comenta que los alumnos están un paso adelante de los profesores en lo que se refiere al uso de la Inteligencia Artificial. Esto genera cierto temor entre los profesores, ya que los alumnos podrían aprovecharse de esta tecnología para ser más perezosos, mientras que los docentes se ven indefensos.

Finalmente, cuando se le pregunta cómo respondería a un cliente utilizando el marketing conversacional impulsado por la Inteligencia Artificial en el contexto de la ciudad de Cuenca, Carreras destaca que la conversación sería natural y cercana, utilizando un lenguaje inspirador que refleje la creatividad propia de la ciudad.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha