24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Personas con sordoceguera en C-LM exigen inclusión plena en la sociedad en 5 millones de cupones

Personas con sordoceguera en C-LM exigen inclusión plena en la sociedad en 5 millones de cupones

En Toledo, el 14 de junio, las personas con sordoceguera en Castilla-La Mancha están demandando una inclusión total en la sociedad, recordando sus necesidades especiales para poder ser considerados ciudadanos de primera clase.

En un evento organizado en el salón de actos de la Delegación Territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, personas con sordoceguera y sus mediadores han presentado la imagen de los cinco millones de cupones dedicados al Día Internacional de las Personas con Sordoceguera por la ONCE, con el objetivo de visibilizar esta realidad social, aún muy desconocida.

La sordoceguera es una discapacidad única que surge de la combinación de discapacidades visuales y auditivas en una misma persona. Afecta a 15 de cada 100.000 habitantes en España, incluyendo alrededor de 9.000 personas, de las cuales más de 3.200 son afiliadas a la ONCE. Este grupo es muy diverso, ya que algunas personas sordociegas no tienen capacidad visual ni auditiva, mientras que otras pueden tener algún resto de visión o audición en diferentes grados, como ha informado la ONCE en un comunicado.

La sordoceguera puede ser congénita o adquirida y los problemas de comunicación son las principales dificultades a las que se enfrentan las personas sordociegas en su día a día. Sin embargo, esta falta de comunicación no es la única necesidad a la que se enfrentan, ya que la combinación de estas dos discapacidades sensoriales implica otras limitaciones que afectan su desarrollo personal en distintos ámbitos de la vida.

La ONCE brinda apoyo a estas personas a través de dos líneas específicas de acción, con presencia en todas las comunidades autónomas: la Unidad Técnica de Sordoceguera (UTS), que ofrece tecnología y profesionales para facilitar su inclusión; y la Fundación ONCE para la Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS), que cuenta con más de 140 mediadores que prestan alrededor de 90.000 horas de mediación y servicio cada año.

Además, la ONCE está trabajando en un extenso programa de innovación, como la implementación de un nuevo lenguaje de comunicación llamado sistema Dáctilo, que permite una mayor comprensión y acceso a la información, y que está siendo difundido en todo el territorio.

La presentación del cupón dedicado al Día Internacional de las Personas con Sordoceguera tuvo lugar en la Delegación de la ONCE en Toledo y contó con la presencia del director General de Discapacidad, Francisco José Armenta Menéndez, el delegado de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández Yebra, el presidente del Consejo Territorial de Castilla-La Mancha, José Martínez Martínez, e Ignacio Antoranz, una persona con sordoceguera acompañado de su mediador.

El delegado destacó la importancia de prestar atención a las más de 3.200 personas afiliadas a la ONCE que tienen sordoceguera, convirtiéndose en una prioridad para la organización. Por otro lado, el presidente del Consejo Territorial detalló que este trabajo se lleva a cabo con la ayuda de una red de más de 1.500 profesionales distribuidos en todas las comunidades autónomas, incluyendo varios en Castilla-La Mancha.

Ignacio Antoranz y su mediador resaltaron las dificultades a las que se enfrentan diariamente las personas con sordoceguera, muchas de las cuales derivan del desconocimiento y la invisibilidad que aún existe en la sociedad hacia este colectivo. Por esta razón, están solicitando avances significativos en sus derechos para lograr una inclusión plena.