24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Page critica la falsa modernidad de Urtasun en el tema taurino: "Se hacen llamar progresistas, pero solo los vota un 5%"

Page critica la falsa modernidad de Urtasun en el tema taurino:

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto que la gestión de la tauromaquia sea responsabilidad de Moncloa en lugar del Ministerio de Cultura, comparando la situación con poner al lobo a cuidar las ovejas.

TOLEDO, 7 May. (EURPA PRESS) -

García-Page ha criticado al ministro de Cultura y Deportes, Ernest Urtasun, por su decisión de eliminar el Premio Nacional de Tauromaquia, calificando su enfoque político como 'gauche divine' (izquierda divina) y cuestionando su legitimidad para otorgar carnés de modernidad en política cuando solo cuenta con el apoyo del 5% de la población.

Tras reunir a su Consejo de Gobierno en Azuqueca de Henares, García-Page ha detallado su propuesta de crear premios propios en Castilla-La Mancha como alternativa a la decisión del Ministerio.

El presidente ha afirmado que se ha puesto en contacto con las principales organizaciones del país para definir un nuevo modelo de premios que beneficie al sector taurino.

García-Page ha rechazado la idea de que se le otorgue el poder de definir la modernidad en la política y ha destacado que no aceptará esa teoría, insistiendo en que no están dispuestos a ser considerados como atrasados por un pequeño porcentaje de la población.

El presidente ha criticado la actitud soberbia del ministro al intentar monopolizar la idea de modernidad en España, alineándose con sus propios intereses y compromisos políticos.

García-Page ha justificado la propuesta de su gobierno de asumir un papel más activo en la gestión de la tauromaquia como una cuestión de protección hacia un sector que considera patrimonio cultural de España.

En este sentido, ha sugerido que sería más apropiado que la responsabilidad sobre la tauromaquia recayera en Moncloa, en lugar de dejarla en manos de un ministro que, a su parecer, no actúa en beneficio del sector taurino.

El presidente ha subrayado que, aunque se puedan tener opiniones divergentes sobre los toros, es fundamental que aquellos con la competencia legal para regular el sector lo hagan de manera justa y en beneficio de todas las partes involucradas.

En última instancia, García-Page ha insistido en que su propuesta no busca iniciar ninguna confrontación política, sino más bien garantizar un trato justo y equitativo para la tauromaquia en el país.