24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Page critica la apelación al Ejército en la llegada de cayucos, relegando a Guardia Civil y Policía.

Page critica la apelación al Ejército en la llegada de cayucos, relegando a Guardia Civil y Policía.


GUADALAJARA, 5 Jul.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha expresado su desacuerdo ante la propuesta de recurrir a las Fuerzas Armadas para detener la llegada de cayucos, considerando que esto menosprecia el trabajo de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Para García-Page, esta medida representa un acto de desprecio hacia las fuerzas de seguridad del país, y ha destacado la capacidad y profesionalismo demostrado por la Policía y la Guardia Civil en estas situaciones.

En medio del debate sobre inmigración, el presidente de Castilla-La Mancha ha instado a diferenciar entre el verdadero problema y la manipulación política que busca sacar provecho de la situación, lo cual califica como lamentable.

García-Page ha enfatizado la importancia de mantener un enfoque humanitario hacia los migrantes, especialmente hacia los menores no acompañados, y ha expresado la necesidad de que exista una colaboración entre las administraciones para abordar adecuadamente esta problemática.

Asimismo, ha reiterado su rechazo a la demagogia barata y ha criticado duramente los comentarios xenófobos provenientes de sectores extremistas.

El presidente regional ha subrayado la necesidad de obtener financiación por parte del Estado para poder atender de manera adecuada a todos los menores no acompañados y a los migrantes en situación irregular que llegan al país.

En cuanto a la financiación autonómica, García-Page ha respaldado la propuesta de un pacto de Estado planteada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el objetivo de alcanzar un acuerdo que beneficie a todas las comunidades autónomas.

En definitiva, el presidente de Castilla-La Mancha ha abogado por un enfoque solidario y humanista ante la crisis migratoria, rechazando cualquier intento de privilegiar unas comunidades sobre otras en el sistema autonómico.