24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

"Operación de la Guardia Civil desarticula red de tráfico de personas con 13 detenidos"

ALBACETE, 3 Jul.

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Bomvoyage', ha desmantelado una red criminal internacional que se dedicaba a facilitar la inmigración irregular y explotación laboral en España. 13 personas han sido detenidas y otras 6 están siendo investigadas por su implicación en esta organización delictiva.

La delegada del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Milagros Tolón, y el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, Jesús Manuel Rodrigo, han informado sobre los detalles de esta operación durante una rueda de prensa en Albacete.

Según Tolón, esta banda criminal se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad y desconocimiento de las personas que llegaban a España buscando una vida mejor. No solo los explotaban económicamente, sino que también los obligaban a trabajar en condiciones deplorables y a vivir en condiciones inhumanas.

La investigación se inició cuando se detectaron irregularidades en la gestión de autorizaciones de residencia y trabajo en una empresa agrícola en Hellín, Albacete. Se descubrió que el proceso de selección en Senegal y Marruecos estaba amañado, con los seleccionados pagando sumas importantes de dinero para ser contratados.

Además, la organización ofrecía vivienda y trabajos precarios a quienes no querían cumplir el contrato, cobrando sumas aún mayores por estos servicios. En los últimos 3 años se han identificado más de 300 posibles casos de esta práctica ilegal.

La explotación laboral era una práctica común, con los migrantes siendo obligados a trabajar largas jornadas por salarios mínimos y sufriendo deducciones ilegales en sus nóminas. La organización también se beneficiaba de los alojamientos de estos contingentes, inflando los precios para obtener mayores subvenciones públicas.

La estructura de la organización incluía asesoramiento jurídico, captadores en Senegal y Marruecos, y gestores en España. Se detectó que los migrantes eran sometidos a explotación laboral en una empresa agrícola en Hellín y se evidenciaron fraudes en subvenciones y seguros agrarios.

La migración circular, un procedimiento para cubrir puestos temporales en la Unión Europea, se estaba utilizando de forma ilegal en este caso. La Guardia Civil realizó registros en Hellín y Alhama de Murcia, incautando documentación relevante y bloqueando cuentas bancarias.

Una inspección conjunta confirmó la explotación laboral y las condiciones inhumanas en las que vivían los trabajadores inmigrantes. Se realizó un procedimiento de urgencia para satisfacer sus necesidades básicas, con la colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones.

La investigación continúa en varias provincias, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social. Se ha contado con intermediadores culturales de sindicatos como UGT. Esta operación ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil de Albacete, en colaboración con otras unidades y con la dirección del Juzgado de Instrucción nº 3 de Hellín.