24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

La impactante obra 'La cabeza desprovista de color' de Bernardí Roig llega al Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo

La impactante obra 'La cabeza desprovista de color' de Bernardí Roig llega al Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo

TOLEDO, 28 Ene. - En la sede del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo, los visitantes se encontrarán con una sorprendente exposición titulada "La cabeza incolora" del reconocido artista español Bernardí Roig. Esta muestra, que estará abierta hasta el 31 de diciembre de 2024, presenta una selección de trabajos realizados por Roig en los últimos diez años, los cuales adquieren nuevos significados al ser exhibidos en el histórico Convento de Santa Fe.

La exposición incluye esculturas inquietantes que aparecen de forma inesperada en diferentes salas, así como una serie de vídeos que invitan a los visitantes a reflexionar y plantearse preguntas. Además, se presentan dos proyectos exclusivos para el museo: una versión especial del vídeo "Naufragios del rostro" (2015), producido por el centro de arte y ubicado en la gran pared de entrada, y la instalación "La luz que agoniza", compuesta por fluorescentes y acompañada de un autorretrato del artista directamente en la pared. Esta última se encuentra en un rincón cercano al claustro, conectando dos patios y ha sido especialmente habilitado para la exposición.

Bernardí Roig es un artista con proyección internacional que ha expuesto simultáneamente en Málaga, rindiendo homenaje a Picasso en el 50 aniversario de su muerte, y que está próximo a exhibir en The Phillips Collection en Washington D.C. Su obsesión por Goya se refleja en los 55 dibujos dedicados al maestro, explorando el tema de la desaparición y de la permanencia en el arte a lo largo del tiempo. Roig trabaja con sus obsesiones de manera intensa y feroz, considerándolas un constante nutriente para su creatividad.

El propio artista describe su proceso de trabajo como solitario y silencioso, similar a muchas otras personas que pasan su tiempo inmersos en sus propios pensamientos. Sin embargo, Roig busca llenar su mente de imágenes fantásticas y a veces con destellos de purpurina. Según él, nuestras obsesiones son alimento para nuestra creatividad y es importante protegerlas de nuestro propio ser depredador.