La defensa en el caso de abuso a una mujer con discapacidad en Ciudad Real alega falta de evidencia.

La defensa en el caso de abuso a una mujer con discapacidad en Ciudad Real alega falta de evidencia.

CIUDAD REAL, 23 Ene. - La defensa de J.M.M.N., quien fue absuelto previamente de la acusación de abuso sexual a una mujer con discapacidad del 65 por ciento en Ciudad Real, se ha pronunciado sobre el inicio del nuevo juicio, sosteniendo que "no existen pruebas que respalden la veracidad del testimonio de la presunta víctima, excepto la credibilidad que se le pueda otorgar y que debe complementarse con otras pruebas subjetivas que no se han obtenido".

Así lo ha declarado el abogado del acusado a Europa Press después de la primera sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. "Desde la perspectiva de esta defensa, a excepción de los acontecimientos de mañana, la evaluación es muy similar a la del juicio anterior", destacó.

El acusado, J.M.M.N, está siendo juzgado nuevamente por abuso sexual a una mujer con discapacidad del 65 por ciento. Los hechos se remontan a 2019, cuando según la fiscalía, se produjo el abuso mientras la mujer estaba recolectando moras, "a pesar de que ella manifestó repetidamente su negativa e intentó alejarse del acusado, logrando finalmente escapar, subirse a su bicicleta y marcharse del lugar".

Este juicio se está llevando a cabo por segunda vez después de la absolución del acusado en 2022, una sentencia que fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. El martes concluyeron las pruebas testificales y el miércoles se finalizarán con los testimonios y las conclusiones.

La Fiscalía solicita una condena de nueve años de prisión por el delito de abuso sexual, además de una prohibición que impida al acusado acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante un período que exceda los cinco años de prisión impuestos.

Categoría

Castilla-La Mancha