La Comisión de Desembalse informa que los embalses de la cuenca del Tajo abandonan la sequía prolongada.

La Comisión de Desembalse informa que los embalses de la cuenca del Tajo abandonan la sequía prolongada.

MADRID, 15 Nov. - La cuenca del Tajo ha dejado atrás la sequía prolongada en noviembre de 2023, según ha confirmado la reunión de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica. Las lluvias de la DANA de principios de septiembre obligaron a liberar agua de dos embalses hasta alcanzar la normalidad.

En la reunión, la primera del nuevo año hidrológico 2023-2024, se informó que la Comisión Permanente de Desembalse se convocó debido a las precipitaciones de la mencionada DANA. Se declaró el escenario 1 del Plan de Emergencia en la presa del embalse de Castrejón y el Escenario 0 del Plan de Emergencia en la presa de Azután, hasta la recuperación de la normalidad y la desactivación de ambos escenarios.

Los técnicos han destacado que los embalses principales de la cuenca del Tajo tienen un volumen de agua embalsada de 6.272,68 hectómetros cúbicos (hm3) al 13 de noviembre de 2023. Esto corresponde al 56,76% de su capacidad total, en comparación con el 37,9% de llenado en las mismas fechas del año anterior.

Según los indicadores establecidos en el Plan Especial de Sequía (PES), es evidente que todos los sistemas de la cuenca del Tajo se encuentran en situación de ausencia de sequía prolongada en la fecha actual (noviembre-2023). Además, las Unidades Territoriales de Escasez (UTEs) se encuentran en estado de Normalidad, excepto la UTE Tajuña, que se encuentra en Prealerta.

La reunión de la Comisión también ha valorado el desarrollo del año hidrológico 2022-2023 y la situación de los embalses en los Sistemas de Explotación de la cuenca, así como el cumplimiento del Convenio de Albufeira.

La reunión, dirigida por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Antonio Yáñez Cidad, ha destacado que la precipitación real acumulada en la cuenca del Tajo durante el año hidrológico 2022-2023 fue de 583,69 litros por metro cuadrado, por debajo del valor medio histórico de 620 litros por metro cuadrado. Esta tendencia de reducción de precipitaciones se ha mantenido en los últimos años.

A lo largo del año, las precipitaciones se concentraron en octubre, diciembre, junio y septiembre, con valores excepcionalmente altos en los últimos tres meses, muy por encima de las medias históricas. Por otro lado, la mayoría de los meses del año hidrológico 2022-2023 fueron muy secos, especialmente febrero, abril, julio y agosto, con precipitaciones muy por debajo de las medias históricas.

Es importante mencionar el episodio de DANA que se produjo del 2 al 4 de septiembre, que trajo consigo precipitaciones muy intensas en algunas subcuencas, generando grandes caudales en los cauces y provocando desbordamientos e inundaciones significativas.

En la reunión también se discutió el cumplimiento de los compromisos establecidos en el Convenio de Albufeira para el nuevo año hidrológico y la aplicación de lo previsto en el artículo 55.2 del Texto Refundido de la Ley de Aguas en los embalses del eje principal del Tajo. Se destacó el esfuerzo de los usuarios para reducir el consumo de agua, especialmente en el riego, lo que demuestra un uso más eficiente del recurso, uno de los principales objetivos del plan hidrológico de tercer ciclo en la Demarcación Hidrográfica del Tajo.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha