24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Jóvenes abandonan C-LM, CyL y Extremadura, alerta UE sobre riesgo de pérdida de talento.

Jóvenes abandonan C-LM, CyL y Extremadura, alerta UE sobre riesgo de pérdida de talento.

La Comisión Europea ha señalado que el "descontento geográfico" podría estar relacionado con el "voto euroescéptico". Esto se desprende del noveno informe sobre cohesión en la UE, que alerta sobre el riesgo de una "trampa de talento" en comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura debido a la emigración de jóvenes de entre 15 y 39 años.

Según el informe, estas regiones, junto con otras 36 en toda la UE, corren el riesgo de caer en una trampa de desarrollo debido a la pérdida de población en edad laboral. Estas regiones se encuentran, además de en el interior de España, en países como Letonia, Lituania, Polonia oriental, Eslovaquia, Grecia, el norte de Portugal, la mitad septentrional de Francia y Finlandia, y representan el 13% de la población comunitaria.

El informe también destaca que las personas que viven en estas regiones son más propensas a votar por partidos euroescépticos, alimentadas por una creciente desafección. A pesar de los esfuerzos de la política de cohesión de la UE por reducir disparidades económicas y territoriales, las desigualdades siguen siendo significativas en todo el continente.

En España, regiones como Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura son las menos desarrolladas, con un PIB per cápita por debajo del 75% de la media comunitaria, mientras que Aragón, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco son las más desarrolladas. La calidad de la gobernanza regional también influye en el impacto de las inversiones de la Política de Cohesión, según el informe.

Por otra parte, el informe destaca la necesidad de un diagnóstico individual para cada región afectada por las trampas del desarrollo, ya que las causas pueden variar y estar interrelacionadas. Recomienda un análisis detallado para implementar políticas específicas que aborden problemas como la falta de especialización, deficiencias en la gobernanza pública o desajustes en las cualificaciones.