24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Federación Taurina de Guadalajara critica premios como "placebos" y aboga por enseñar cultura taurina en colegios.

Federación Taurina de Guadalajara critica premios como

Guadalajara, 5 de mayo.

La Federación Taurina de Guadalajara, en respuesta a la supresión del Premio Nacional de Tauromaquía, ha instado a los aficionados taurinos de todo el mundo a dejar de lado los premios, ya sean nacionales o autonómicos, pues son solo un placebo que no cura. En su lugar, les han animado a dedicar su tiempo a otros esfuerzos culturales.

Desde la federación han sugerido organizar exposiciones en barrios, fomentar coloquios en universidades, adentrarse en la lectura de libros sobre toros, apoyar revistas taurinas, disfrutar de pasodobles taurinos, degustar platos típicos como el rabo de toro estofado, asistir a festejos taurinos, promover la enseñanza de la cultura taurina en colegios, organizar capeas con amigos, visitar ganaderías y difundir con orgullo todas las manifestaciones culturales relacionadas con la Tauromaquia.

Destacan que el verdadero premio nacional de la Tauromaquia reside en el privilegio de disfrutar, enseñar y transmitir la cultura taurina a las generaciones futuras. Un premio que, según la federación, ningún censor o limitador de libertades podrá arrebatarles.

La Federación Taurina ha denunciado que la supresión del Premio Nacional de Tauromaquía es un desprecio a una manifestación cultural arraigada en España, y critica la actuación de aquellos que deshonran el cargo de ministro de Cultura y atentan contra la tauromaquia.

Resaltan que la cultura taurina seguirá existiendo más allá de la polémica y las críticas, y defienden que los toros son un elemento cultural que une a las personas, crea riqueza, revive los pueblos y transmite valores positivos y de igualdad.

En ese sentido, subrayan que la cultura taurina es de todos aquellos que la aborden con respeto y pasión, y nadie, ni siquiera los ministros o presidentes, pueden pretender apropiarse de ella. Es del pueblo, de todos, compartida y alimentada, pero nunca abandonada, concluyen desde la Federación Taurina.