El obispo de Ciudad Real enfatiza que bendecir no implica respaldar la unión de parejas del mismo sexo.

El obispo de Ciudad Real enfatiza que bendecir no implica respaldar la unión de parejas del mismo sexo.


CIUDAD REAL, 21 Dic.

El obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, ha querido dejar claro que la bendición no implica aprobar la unión de personas del mismo sexo. Aseguró que todos los hijos de Dios tienen derecho a ser bendecidos como personas y a pedir ayuda al Señor.

Estas declaraciones las hizo el obispo de Ciudad Real durante su encuentro con los medios de comunicación, donde también dejó en claro que él no se opondría a bendecir a un homosexual, ya que la bendición se dirige hacia la persona y no hacia la unión.

Por otro lado, el obispo expresó su preocupación por la falta de vocaciones sacerdotales en la Diócesis de Ciudad Real y en todo el país. Manifestó que el Vaticano, a través del Papa Francisco I, ha expresado su preocupación a la Conferencia Episcopal Española y ha instado a fomentar las vocaciones para evitar el cierre de seminarios con pocos seminaristas.

El obispo informó que el límite de alumnos para el cierre de seminarios se estableció inicialmente en diez seminaristas. Actualmente, el Seminario Diocesano de Ciudad Real cuenta con 14 alumnos, por lo que no corre el riesgo de desaparecer en este momento.

A pesar de ello, el obispo enfatizó la necesidad de despertar vocaciones entre los jóvenes y combatir el anticlericalismo existente en España. Según Melgar, se promueve negativamente que un hijo se convierta en sacerdote.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha