24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

''El cazador jorobado de Cuenca'' exhibido en Alcalá, un dinosaurio de 130 millones de años.

''El cazador jorobado de Cuenca'' exhibido en Alcalá, un dinosaurio de 130 millones de años.

En Madrid y Cuenca, se ha inaugurado la exposición 'Cazadores de dragones' en el Museo Arqueológico y Paleontológico de la Comunidad de Madrid, ubicado en Alcalá de Henares. Esta muestra ofrece un recorrido por la historia de los dinosaurios y la labor de los primeros paleontólogos que los estudiaron, desde la Inglaterra victoriana hasta la actualidad, pasando por diversos lugares como el oeste de Estados Unidos, el desierto de Gobi, Tanzania y la Patagonia argentina.

El principal atractivo de la exposición es el ejemplar terópodo de seis metros de longitud, llamado 'Concavenator corcovatus' ('el cazador jorobado de Cuenca'), que vivió hace 130 millones de años en la provincia de Cuenca. Este fósil, el más grande descubierto en el yacimiento de Las Hoyas, se presenta acompañado de una recreación en vida.

La muestra también destaca las nuevas tecnologías aplicadas al estudio de animales del pasado remoto, que han revolucionado el conocimiento en este ámbito en los últimos años.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 12 de enero, presentando fósiles de dinosaurios y contando la historia de su descubrimiento y la labor de quienes investigaron sobre estos fascinantes animales.

En la presentación de la exposición estuvieron presentes el consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Mariano de Paco, y otras autoridades locales. La visita inaugural fue guiada por los comisarios José Luis Sanz García y Francisco Ortega Coloma.

La exhibición resalta la importancia de los paleontólogos en el avance del conocimiento científico y su impacto en la cultura popular, desde las primeras interpretaciones de los hallazgos de huesos hasta los estudios científicos más recientes.

La exposición incluye secciones dedicadas a la competencia entre paleontólogos en el lejano oeste en el siglo XIX, las grandes excavaciones en lugares exóticos en la primera mitad del siglo XX y los avances en la interpretación de los dinosaurios en la segunda mitad del siglo XX.

La muestra destaca el cambio de paradigma en la visión de los dinosaurios, impulsado por los trabajos de John H. Ostrom y Robert T. Bakker, que incluyeron ideas como el origen dinosauriano de las aves actuales y la posibilidad de que algunos dinosaurios fueran animales de sangre caliente.