24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Detenido por robos en casa del subdelegado del Gobierno en Cuenca justifica sus acciones por necesidad económica.

Detenido por robos en casa del subdelegado del Gobierno en Cuenca justifica sus acciones por necesidad económica.

En la provincia de Cuenca, el guardia civil C.P.B. ha admitido haber cometido los hurtos que se le imputan en el juicio con jurado que ha comenzado en la Audiencia Provincial. Sin embargo, ha argumentado que lo hizo "con desesperación absoluta" para detener el embargo de su nómina y de la parte de la vivienda que había heredado de su padre en la vivienda del subdelegado del Gobierno de Cuenca, J.R.C.


La defensa ha reconocido parcialmente los hechos descritos por la Fiscalía y ha aceptado la existencia de un delito leve continuado de hurto. Sin embargo, ha rechazado la acusación de allanamiento, solicitando una pena de dos meses de multa a razón de seis euros por día, y argumentando que no existía un dolo específico de allanar.


El abogado del acusado ha destacado que su cliente atravesaba dificultades económicas, especialmente debido a la pandemia del Covid-19, lo que llevó a una situación complicada que afectó también a su pareja. La defensa ha insistido en que el acusado no pretendía perturbar la intimidad de los habitantes de la vivienda y que solo buscaba apropiarse de bienes ajenos para hacer frente a sus problemas financieros.


El acusado reconoció haberse llevado 50 euros y ha expresado sentirse avergonzado por haber caído en esa situación. Afirmó que en ningún momento intentó llevarse algo más de la casa y que los 50 euros ya han sido devueltos. Además, ha señalado que nunca antes había cometido un delito de ese tipo y que se encontraba en un estado de necesidad en ese momento.


Durante la primera jornada del juicio, también declararon la pareja del subdelegado del Gobierno, quien empezó un tratamiento contra la ansiedad al descubrir que alguien accedía a su domicilio, y el exsubdelegado del Gobierno, que explicó la instalación de cámaras de seguridad en la vivienda. Testigos como funcionarios de la Subdelegación del Gobierno y guardias civiles que participaron en la investigación también comparecieron en el juicio.


En un gesto de arrepentimiento, el acusado pidió disculpas públicas a los afectados, al jurado y a la Guardia Civil. Mientras el Ministerio Fiscal mantuvo la petición del delito de allanamiento, la defensa argumentó que la intención de llevarse dinero anula esa acusación y se mostró dispuesta a defender esa postura hasta en el Tribunal Supremo.