Detenido en Getafe por homicidio, ya había maltratado a su ex pareja, quien recibió protección policial hasta abril.

Detenido en Getafe por homicidio, ya había maltratado a su ex pareja, quien recibió protección policial hasta abril.

Un hombre con antecedentes por violencia de género ha sido detenido por el asesinato de su expareja en Getafe el pasado sábado. Según fuentes policiales, la víctima había sido amenazada y golpeada anteriormente por el agresor, lo que llevó a que contara con protección policial durante meses.

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, ha informado que el detenido ya tenía antecedentes por violencia de género y que la víctima había estado bajo el Sistema Integral de Protección de Víctimas de Violencia de Género (VioGén) hasta abril. Sin embargo, en ese momento solicito expresamente que se retiraran las medidas cautelares de protección, quedando "inactiva dentro del sistema".

Martín ha hecho un llamado a "romper los círculos de dependencia social, económica y afectiva" que muchas veces impiden a las víctimas seguir adelante y regresar al entorno de sus agresores, perdiendo así las medidas de protección. Ha destacado la responsabilidad de las administraciones y la sociedad en ayudar a estas mujeres a romper esos lazos y dejar definitivamente atrás a sus agresores.

El asesinato tuvo lugar el sábado alrededor de las 13.40 horas en la avenida Arcas del Agua de Getafe. La expareja del agresor se presentó en la comisaría de Getafe por la tarde, presentando una coartada que en ese momento pareció creíble a la Policía. Tras ser interrogada, fue puesta en libertad provisional hasta que se realizaran nuevas investigaciones y se obtuvieran pruebas que la incriminaran.

Posteriormente, las investigaciones llevadas a cabo durante todo el día de ayer permitieron obtener nuevas pruebas que señalaban al detenido como presunto autor del asesinato. Por lo tanto, fue arrestado por la tarde una vez se desmontó su coartada.

Según informaron fuentes policiales, el arrestado, de nombre Daniel y 50 años de edad, afirmó estar en otro lugar en el momento del crimen, presentando como prueba el GPS de su teléfono, el cual había dejado intencionalmente en un lugar diferente al del crimen. Además, alegó haber estado con unos amigos en ese momento, aunque no proporcionó pruebas de ello a la Policía.

Los agentes también descubrieron que este hombre había tenido una relación tumultuosa con la víctima en Azuqueca de Henares (Guadalajara) y que ella lo había denunciado por maltrato. Se cree que se trasladó a vivir al sector III de Getafe y cambió de número de teléfono para huir de él. Por todas estas razones, el hombre fue arrestado y acusado de homicidio.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha