Detenido en Albacete un empleado bancario involucrado en estafa de 9.300 euros a personas mayores al duplicar ocho cartillas de ahorro.

Detenido en Albacete un empleado bancario involucrado en estafa de 9.300 euros a personas mayores al duplicar ocho cartillas de ahorro.

Albacete, 14 de noviembre.

Efectivos del equipo de Investigación de la Guardia Civil de Hellín, en el marco de la operación "Plis", han detenido a un joven de 27 años que vive en Albacete, por su presunta participación en un delito continuado de estafa y otro de falsificación de documentos de pago.

Según informó la Guardia Civil, el detenido logró estafar una suma de 9.300 euros al duplicar las cartillas de ahorro de varios clientes de la entidad bancaria donde trabajaba, aprovechando después para sacar dinero de los cajeros automáticos de Albacete.

La denuncia de una persona mayor en el cuartel de la localidad albacetense de Ontur fue clave para que los agentes de la Guardia Civil se percataran de los hechos. Esta persona manifestó que alguien había retirado 3.000 euros de su cuenta de ahorros sin su consentimiento.

Tras esta denuncia, los investigadores descubrieron que la suma supuestamente estafada había sido extraída de la cuenta bancaria de la víctima en varias operaciones realizadas en diferentes cajeros automáticos de Albacete. Además, también se detectaron otras dos denuncias por hechos similares en Salamanca y en la localidad leonesa de La Robla, cuyas víctimas también eran personas mayores.

Avanzando en la investigación, se determinó que las cartillas de ahorro utilizadas fraudulentamente habían sido duplicadas en una sucursal bancaria de Albacete, lo que llevó a centrar las pesquisas en dicha entidad.

Finalmente, la Guardia Civil pudo comprobar que el detenido, empleado temporal de la sucursal bancaria investigada, aprovechando su posición y acceso a los datos personales de los clientes, duplicaba las cartillas de ahorro sin el consentimiento de los titulares, obteniendo así los códigos de seguridad correspondientes.

Una vez en posesión de las cartillas duplicadas y los códigos de acceso, el detenido realizaba extracciones de dinero en diferentes cajeros automáticos de Albacete, oscilando entre 300 y 600 euros en cada operación, hasta completar una estafa por valor de 9.300 euros.

Según informaron los agentes de la Guardia Civil a cargo de la investigación, el detenido llegó a duplicar un total de ocho cartillas de ahorro, aunque solo utilizó tres de ellas para cometer las estafas denunciadas y esclarecidas.

El delito de estafa, según establece el artículo 248 del Código Penal, implica el uso de un engaño lo suficientemente grave como para inducir a error a otra persona. En este caso, el estafador se aprovechó de forma lucrativa del patrimonio de las víctimas en perjuicio de ellas mismas o de terceros.

De acuerdo con lo estipulado en el mencionado artículo, el detenido podría enfrentar una pena de prisión que va desde 1 a 6 años, así como una multa que varía entre 6 y 12 meses, dado que la cantidad estafada supera los 400 euros.

Las diligencias correspondientes, llevadas a cabo por la Guardia Civil de Hellín, han sido presentadas ante el Juzgado de Instrucción número 1 de la localidad, el cual está a cargo de las funciones de guardia en estos momentos.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha