24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Desarticulada red que estafó a más de 50 personas con plataforma de trading, robando 31 millones de euros.

Desarticulada red que estafó a más de 50 personas con plataforma de trading, robando 31 millones de euros.

En un golpe contundente contra la delincuencia internacional, la Guardia Civil de Ciudad Real ha logrado desmantelar una organización criminal responsable de una macro estafa que ha afectado a más de 50 personas. Cuatro de los líderes han sido detenidos y otros cinco están siendo investigados por delitos como estafa, blanqueo de capitales, y revelación de secretos. El monto total defraudado por esta red asciende a casi 31 millones de euros.

La operación, llamada 'Erebu', se ha llevado a cabo durante tres años, a raíz de una denuncia presentada en 2021 ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Manzanares (Ciudad Real). Esta investigación se inició a raíz de una estafa por valor de 14,000 euros reportada por una víctima en una plataforma de trading.

En la provincia de Málaga, la organización operaba un call center con teleoperadores que se comunicaban en varios idiomas para atraer a posibles víctimas tanto nacionales como extranjeras. Utilizaban bases de datos ilegales y banners en internet para contactar a las personas, presionándolas con llamadas repetitivas para que invirtieran dinero en supuestas oportunidades lucrativas.

Una vez que ganaban la confianza de las víctimas, los estafadores aumentaban la presión para obtener grandes sumas de dinero. Utilizaban tácticas engañosas y falsas promesas, creando un entorno de urgencia para que las víctimas realizaran inversiones rápidamente. Sin embargo, cuando intentaban retirar su dinero, se encontraban con una serie de excusas y obstáculos por parte de los teleoperadores.

Gracias a la cooperación internacional con Europol y otros países, se logró identificar conexiones fuera de España y se descubrió que la organización tenía ramificaciones en varios países europeos. Utilizaban empresas y cuentas bancarias en Chipre, Grecia, Alemania y España para canalizar el dinero defraudado.

Parte de los fondos obtenidos ilegalmente eran utilizados para comprar lujos y financiar un estilo de vida extravagante, incluyendo vehículos, viajes y fiestas privadas para los empleados de la organización. Además, se encontró que los empleados recibían altas comisiones como recompensa por su participación en la estafa.

La operación 'Erebu' se llevó a cabo en dos fases, con registros en la provincia de Málaga que resultaron en la detención de cuatro personas, la incautación de documentos relevantes y la recuperación de una gran cantidad de dinero. En la segunda fase, se investigaron a los cinco restantes, incluyendo un detective privado en Palma de Mallorca que había estado espiando a las víctimas para obtener información privilegiada para los estafadores.

Esta minuciosa investigación ha sido posible gracias a la colaboración con el Juzgado de Instrucción Número 1 de Manzanares (Ciudad Real), demostrando el compromiso de las autoridades en la lucha contra la delincuencia organizada a nivel internacional.