24h Castilla-La Mancha.

24h Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha finalizó 2023 con una deuda pública del 31,9% del PIB, según datos oficiales.

Castilla-La Mancha finalizó 2023 con una deuda pública del 31,9% del PIB, según datos oficiales.

En el cierre del año 2023, la deuda de las administraciones públicas alcanzó los 1,574 billones de euros, mostrando un incremento del 4,7% en comparación con el año anterior. Sin embargo, esta cifra representa el 107,7% del PIB, una disminución de casi cuatro puntos porcentuales en relación a finales de 2022, según los datos revelados por el Banco de España este miércoles. Por su parte, el ayuntamiento de Zaragoza se posiciona como el tercero más endeudado de España, con una deuda de 603 millones de euros, detrás de Madrid y Barcelona.

En un panorama alentador para la economía, la relación de la deuda con respecto al PIB se reduce en cuatro décimas con respecto a lo previsto en el Plan Presupuestario, donde se había estimado en un 108,1% del PIB para el conjunto del año 2023.

A lo largo del año, la deuda ha mostrado una tendencia a la baja, pasando de un ratio del 111,2% del PIB en los primeros dos trimestres, al 109,8% en el tercero y finalmente al 107,7% al cierre del año.

El Gobierno proyecta que la deuda pública continuará descendiendo en los próximos años, alcanzando el 106,3% en 2024, el 105,4% en 2025 y el 104,4% en 2026.

A pesar de la disminución en porcentaje del PIB, la deuda pública ha aumentado en 70.955 millones de euros en el último año, lo que representa un incremento del 4,7% interanual, superando los 1,574 billones de euros, acercándose al máximo histórico registrado en el tercer trimestre de 2023 con 1,577 billones de euros.

En cuanto a las distintas administraciones, la deuda pública ha experimentado un aumento en todas ellas durante el último trimestre del año 2023. La deuda de la Administración Central se elevó en dicho trimestre a 1,434 billones de euros, un 5,5% más que el año anterior, lo que representa el 98,1% del PIB, frente al 100,9% del año previo.

Por otra parte, la deuda de las comunidades autónomas aumentó un 2,6% interanual, llegando a los 325.234 millones de euros en el cuarto trimestre, equivalente al 22,2% del PIB, frente al 23,6% del año anterior.

En el caso de las corporaciones locales, la deuda se situó en 23.318 millones de euros en el cuarto trimestre de 2023, mostrando un incremento del 1,2% en comparación con el mismo período de 2022. La relación con el PIB se redujo ligeramente al 1,6%, en contraste con el 1,7% del año anterior.

Finalmente, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social aumentó hasta los 116.173 millones de euros, con un incremento del 9,4% en un año, manteniéndose la relación con el PIB en el 7,9%.

Este aumento en valores absolutos se debe a los préstamos otorgados por el Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social con el fin de financiar una parte importante de su déficit presupuestario. Estos préstamos, al tratarse de operaciones financieras entre subsectores, no inciden en la deuda total del sector Administraciones Públicas.

De acuerdo a las proyecciones del Gobierno, se espera que la deuda de la Administración Central y de la Seguridad Social represente el 83,2% del PIB en 2024, disminuyendo al 83% en 2025 y alcanzando el 82,8% en 2026. En el caso de las comunidades autónomas, se estimó que la deuda será del 21,7% en 2024, del 21% en 2025 y del 20,3% en 2026, mientras que las entidades locales mostrarán una deuda del 1,4% en 2024 y del 1,3% en 2025 y 2026.

En el ámbito de las comunidades autónomas, la deuda aumentó en términos absolutos en todas las regiones en comparación con el año 2022, a excepción de País Vasco, Cantabria y Baleares.

Destacando la centralización de la deuda, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid continúan concentrando dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos en el año 2023, lo cual también puede atribuirse a cuestiones demográficas.

En contraposición, la Comunidad Valenciana ostenta el mayor porcentaje de deuda en relación al PIB, con un 42,2%, seguida de Castilla-La Mancha, Región de Murcia y Cataluña, con un 31% cada una.

Por otro lado, las regiones menos endeudadas en relación a su PIB son Navarra, Canarias, País Vasco y la Comunidad de Madrid.

En cuanto a los municipios de mayor tamaño, aquellos con más de 300.000 habitantes acumularon una deuda de 5.352 millones de euros en el último trimestre de 2023, un incremento de 337 millones respecto al cierre de 2022.

En especifico, Madrid, con una deuda de 1.960 millones de euros, se mantiene como el municipio más endeudado, seguido de Barcelona con 1.333 millones y Zaragoza con 603 millones.