C-LM logra un impresionante aumento del 22% en las donaciones de órganos en 2023, situándose como la tercera región con mayor crecimiento en el país.

C-LM logra un impresionante aumento del 22% en las donaciones de órganos en 2023, situándose como la tercera región con mayor crecimiento en el país.

MADRID/TOLEDO, 17 Ene. - España ha alcanzado los 5.861 trasplantes de órganos en 2023, lo que supone una tasa de 122,1 trasplantes por millón de población (p.m.p.), según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Por su parte, Castilla-La Mancha fue la tercera comunidad autónoma con mayor crecimiento porcentual de las donaciones, con una subida del 22%.

Así lo ha puesto de manifiesto en rueda de prensa la ministra de Sanidad, Mónica García, quien ha estado acompañada por la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil. En total, se han alcanzado los 140.000 trasplantes desde que existen los registros.

"Los datos vuelven a demostrar un potente éxito del Sistema Español de Trasplantes de la ONT, que no solo destaca un modelo de excelencia a nivel mundial, sino que también destaca como un pilar de cohesión social y, por supuesto, como el reflejo de una sociedad que es profundamente comprometida con el valor de la solidaridad y con la importancia de salvar y de mejorar vidas", ha expresado García.

Este alto nivel de actividad se alcanzó gracias a las 2.346 personas que donaron sus órganos tras fallecer, lo que sitúa la tasa de donación en 48,9 donantes p.m.p., y a las 435 personas que donaron un riñón (433) o parte de su hígado (2) en vida.

Estos datos suponen un crecimiento del 9 por ciento en trasplante y del 7 por ciento en donación en comparación con 2022. De hecho, la tasa de trasplantes supera en un 8 por ciento el máximo histórico registrado en 2019, antes de la pandemia de Covid-19.

La media de donantes diarios el pasado año fue de 8 y la media de trasplantes realizados cada día de 16. El crecimiento en 2023 fue generalizado en todos los tipos de trasplantes: se realizaron 3.688 trasplantes renales (8% más que el año anterior), 1.262 hepáticos (+9%), 479 pulmonares (+15%), 325 cardíacos (+5%), 100 de páncreas (+9%) y 7 intestinales (+75%).

Con un total de 433 procedimientos, la actividad de trasplante renal de donante vivo aumentó en un 24 por ciento y representó el 12 por ciento del total de trasplantes renales efectuados.

Además del récord histórico que supone el número total de trasplantes, las cifras de trasplante renal (tanto de donante vivo, como de donante fallecido), hepático y pulmonar también superan cualquier cifra registrada.

"Cuando hablamos de pacientes que dejan la diálisis, que no tienen que ingresar, hablamos de una transformación profunda en la vida de la gente", ha celebrado García, que ha recordado la importancia de las "historias personales" que hay detrás de cada trasplante. "Los españoles somos los ciudadanos del mundo que más posibilidades tenemos de recibir un órgano si lo necesitamos", ha apostillado.

La tasa de 48,9 donantes fallecidos p.m.p. que alcanzó España el pasado año roza el objetivo de 50 donantes p.m.p marcado por la ONT en su Plan Estratégico '50X22' y la cifra de 2.346 donantes supone otro máximo histórico.

Esta actividad es muy superior a la lograda por el resto de países del mundo, según los datos del Observatorio Global de Donación y Trasplante, que gestiona la ONT como Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud.

En 2022, Estados Unidos registró 44,5 donantes p.m.p; Francia, 25,8; Italia, 25,0; Canadá, 21,4; Reino Unido, 20,6; Australia, 17,4; Alemania, 10,4, y la Unión Europea, 20,9 donantes p.m.p.

Por su parte, la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, ha anunciado que el 45 por ciento de los donantes en España en 2023 lo fueron en asistolia, con un total de 1.050 donantes (un 15% más que en 2022), lo que supone "un crecimiento exponencial".

Además, este tipo de donación se consolida como multiorgánica, gracias a la generalización en los hospitales españoles de un complejo procedimiento de preservación de órganos basado en dispositivos de circulación extracorpórea (ECMO), también con firma española.

Así, en 2023 se realizaron 1.488 trasplantes renales, 474 hepáticos, 195 pulmonares, 58 cardiacos y 31 pancreáticos con órganos de donantes en asistolia.

A estos se suma otro trasplante intestinal en asistolia realizado por el Hospital Universitario La Paz, que en 2022 ya efectuó dos trasplantes intestinales con las mismas características.

Todo ello vuelve a situar a España como el único país del mundo que trasplanta todo tipo de órganos de donantes en asistolia. Todo ello vuelve a situar a España como el único país del mundo que trasplanta todo tipo de órganos de donantes en asistolia.

En lo que se refiere al perfil del potencial donante de órganos en España, se mantiene similar al de años anteriores. Los donantes fallecidos por accidentes de tráfico solo representaron un 4,7 por ciento del total, siendo la principal causa de fallecimiento de los donantes el accidente cerebrovascular.

En cuanto a la edad, más de la mitad de los donantes (56,8%) superó los 60 años, el 30 por ciento los 70 y un 5 por ciento los 80. El donante más longevo registrado en 2023 tenía 92 años.

Domínguez-Gil ha aclarado que, en el caso del donante mayor, "es más habitual que done fundamentalmente hígado o riñón". "No vamos a trasplantar evidentemente de una persona de 80 años un corazón, porque el corazón es un órgano muy sensible al envejecimiento, pero por otro lado sí que estamos trasplantando pulmones de personas mayores", ha detallado.

Si bien el órgano mayor tiene una expectativa de supervivencia y de funcionamiento menor que el órgano joven, "no es el tipo de comparación que hay que hacer", según la directora general de la ONT.

"La comparación hay que hacerla con la permanencia en lista de espera, que es diálisis o fallecimiento, y, además, a la hora de asignar esos órganos, habitualmente, se trasplantan en personas que también son de edad avanzada", ha recordado. Por lo tanto, ese órgano va a tener menos expectativas de funcionamiento, pero puede cubrir las expectativas de supervivencia de esa persona, que también suele ser de edad avanzada.

A lo largo del pasado año, también se normalizó el trasplante de

Categoría

Castilla-La Mancha